En su labor diaria por conseguir unas óptimas infraestructuras viarias, la Asociación Española de la Carretera (AEC) no olvida que es la mano del hombre la que hace posible la existencia misma de estas obras de ingeniería, desde su concepción hasta su puesta en servicio.

Precisamente para reconocer esta labor a todas las personas que trabajan en ellas, para ellas y por ellas, la AEC instituye en 1996 las Medallas de Honor de la Carretera. Desde entonces, ha entregado más de 2.200 galardones a la perseverancia, el trabajo bien hecho y el valor. Personas que han sabido demostrar su capacidad técnica y entusiasmo en el trabajo: peones camineros, médicos, miembros de Cruz Roja, guardias civiles, agentes de las políticas de tráfico autonómicas y locales, altos cargos de la Administración, directivos de empresas, profesiones del ámbito de la investigación…

Todos ellos han hecho suya, de forma voluntaria y, en ocasiones, altruista, la leyenda impresa en el dorso de las Medallas: «Mejores carreteras para un mundo mejor». Este vídeo recoge la filosofía de este galardón, que pronto cumplirá medio siglo de vida.


Archivo Audiovisual